La etnografía de los robots


Heather Ford habló con Stuart Geiger, Estudiante de doctorado en la Escuela de Berkeley UC Información, acerca de sus nuevas ideas acerca de la etnografía de los robots. "No es la etnografía de la robótica (por ejemplo. el examen de los seres humanos que diseñan, construir, programa, e interactuar con robots, que yo y otros hemos estado haciendo),"Escribió Geiger, "Pero las formas en que ellos mismos bots relacionan con el mundo". Geiger considera que la construcción y la relación una cuenta emic de lo no humano debe ser el último desafío para la etnografía, pero que él está haciendo una cantidad absurda de retroceso de la misma. "Explica por qué en este fascinante relato de lo que significa estudiar la cultura de robots.

Stuart Geiger hablar de bots en Wikipedia en la conferencia CPOV por el Instituto de las Culturas de red en Flickr

HF: Así, qué hay de nuevo, casi-profesor Geiger?

SG: Me acabo de regresar de la conferencia 4S — la reunión anual de la Sociedad para el Estudio Social de la Ciencia — que es más o menos la casa desde hace mucho tiempo para no sólo estudios de la ciencia, sino también la ciencia y la
Estudios Tecnológicos. Yo estaba en esta sesión muy interesante con algunos estudios cualitativos muy interesantes de los robots, incluyendo dos etnografías de la robótica. Uno de los presentadores, Zara Mirmalek, Estaba mirando las interacciones entre los humanos y los robots en un marco modificado de los estudios de comunicación y el lugar de trabajo interculturales.

Me gustó mucho cómo estaba examinando robots como compañeros de trabajo de diferentes culturas, pero parece que la mayoría de personas en la habitación no consiguió plenamente, pensando que era una especie de metáfora estirada. La gente no dejaba de darle la misma respuesta que me han dado — ¿no hay una manera más fácil que usted puede estudiar los fenómenos que le interesan sin atribuir la cultura a los propios robots? Pero vi a dónde iba y le pregunté acerca de la realización de estudios etnográficos de la cultura misma robot, en lugar de la cultura de las personas que interactúan con robots — y parecía que la mitad de la sala dio una risita cortés. Zara, sin embargo, Me dijo que le encantó la idea y tuvimos una gran charla después de esto.

HF: ¿Qué crees que la gente está molesta por?

SG: Las posturas más medio-de-la-carretera provienen de personas que no tienen personalmente una fuerte reacción en ambos sentidos, pero me dicen que voy a tener que luchar una batalla cuesta arriba de los humanistas enojados que voy a hablar más adelante. Estas personas no están realmente en contra de la idea, pero que en realidad no ven el valor añadido en la cultura atribuir a los no-humanos. Me dicen que hay mejores y más formas no controvertidas de análisis, decir, cognición distribuida en una red heterogénea de los seres humanos y los robots. Es una respuesta que aprecio, porque sería inútil tener que pasar por todo este trabajo en una etnografía de los robots si mi análisis es idéntica a una etnografía de la robótica. Y a continuación, las respuestas más corteses que quedan son las personas que me dicen que es interesante, y luego cuando les pincho más para preguntarles si realmente lo compran, me dicen que no * todavía * creo que se pueden hacer, pero me gustaría ver lo que termino con.

Algunas de las respuestas negativas realmente lo entiendo implicar una reacción visceral contra la atribución de la cultura '’ a la esfera de lo no humano. Entiendo que esta — la antropología es, por definición, antropocéntrico: que tiene que ver con la condición humana, tal como está constituido en varias localidades y pueblos. Esta es la misma lucha que Latourians tenemos con los sociólogos sobre el término "agencia": hay una suposición muy arraigada de que los seres humanos tienen cierta innata, cualidades únicas que nos distinguen de no sólo la mera materia, pero otros animales, así. Cuando alguien viene y hace un punto muy matizada acerca de cómo los objetos tienen agencia, la respuesta más inmediata y natural es primero de todo antropomorfismo, que es fácil de refutar.

Pero luego viene un argumento ontológico mucho más digna de las personas que realmente conocen sus cosas: que cuando Latour atribuye agencia de objetos, que en realidad se las arregla para hacerlo manteniendo la agencia de los seres humanos y la agencia de los no humanos simétrica. Contra la norma, objeción aburrido que él atribuye demasiadas características humanas a los no-humanos, lo que realmente está sucediendo es que se lleva a cabo tanto mediante la eliminación de muchos de los 'exclusivamente humana’ cualidades de los agentes humanos. Esta es la razón por Latour nunca pasa dentro de la cabeza de nadie, por qué rara vez se trata de dar una explicación psicológica o cognitiva en las redes de actores que estudia. (Leer opinión de Latour de "Cognition in the Wild" por Ed Hutchins para más información sobre esta, y se puede ver que le encanta la idea de que no son pre-dadas estas habilidades aparentemente humanas como la cognición, pero sí un efecto de una red heterogénea de los seres humanos y no humanos.)

De todas formas, lejos de ser un antropomorfismo, La ontología de Latour es plana, en la que todas las entidades tienen las mismas capacidades. Es decir, que tienen las mismas capacidades a priori un, pero definitivamente no son iguales después de las relaciones socio-técnicas surgen y comienzan operativo. Esto significa que todo lo que en contra de las interpretaciones vulgares de ANT, objetos no tienen intencionalidad o conciencia, porque — y este es el punto realmente importante — tampoco lo hacen los humanos. O, en otra interpretación, tal vez los seres humanos tienen la intencionalidad o la conciencia, pero no hay diferencia de una manera u otra. Un buen teórico de actor-red es capaz de tomar algún sistema existente en la que hay demasiadas explicaciones basadas en las cualidades exclusivamente humanas y dar una explicación alternativa que se basa en cambio en los materiales, tecnologías, infraestructura, documentación, y otros modos de prácticas externalizadas. No es para hacer el argumento más inútil que no existan las normas y la conciencia y todas esas humanismos borrosas calientes, pero que no son necesarios.

De todas formas, lo mismo sucede conmigo en mi etnografía de los robots, como yo estoy tomando con eficacia la vida de la cultura. Usted puede ver por qué los dos sociólogos y antropólogos se oponga a este, aunque por razones ligeramente diferentes. Los sociólogos permitirán, por ejemplo, algunos análisis de la sociabilidad de las abejas, mientras que los antropólogos rechazan de plano una etnografía de las abejas (que al igual que la robótica robots /, es diferente de una etnografía de las abejas-con-humanos). Pero ambos parecen oposición a la atribución de la socialidad o la cultura a un conjunto fundamentalmente no vivir de las personas. O incluso llamando sin vida de los individuos 'entidades en el primer lugar. Y no voy a caer en la trampa de decir que los robots están viviendo y la cartografía de las categorías humanas a los fenómenos de robots (por ejemplo. conciencia = statefulness, cognición = Código), a pesar de que pueda parecer para facilitar las cosas a corto plazo. Más sobre esto más adelante, pero por ahora estar contento de que todas estas cosas son posibles sin tener algunos robots AI avanzada.

Cualquier etnografía de una sociedad no-humano tendría que luchar contra este mismo tipo de batalla que Latour se peleaban por la agencia, si no quieren sucumbir a la perspectiva muy tentadora pero equivocado de la simple importación y mapear categorías ontológicas existentes de la sociología: por ejemplo. normas en una sociedad robot se encuentran en los protocolos. Este, a propósito, luego se utiliza la cultura '’ y de hecho todo el marco etnográfico como una analogía masivamente estirado-, que no es el punto. El argumento no es tanto que una sociedad robot es muy "vivo’ de la misma manera que las sociedades humanas tienen, decir, individuos desviados, normas de fluidos, rituales fascinantes, contradicciones internas, complicadas relaciones de poder, y muchos aspectos más extrañamente bellos y complejos ocultos bajo la superficie.

Más bien, el punto de la antropología es típicamente para localizar a las personas que son típicamente extraño y ajeno a nosotros, y luego relacionar la forma en que viven esas personas, mostrando no sólo la forma en que son diferentes a nosotros, sino también la forma en que son las mismas. Al hacerlo, aprendemos no sólo acerca de los demás, sino también nosotros mismos. Así que en ese marco, Tiendo a estar de acuerdo con los críticos que dicen que la única manera de dar una explicación vitalista de una sociedad robot está proyectando demasiadas cualidades humanas a lo no humano. Lo que queda entonces es una etnografía no vitalista: una cuenta de una cultura carente de vida. Al igual que con Latour y la agencia, una vez que se demuestra que la vida no es un criterio necesario para eso que se llama cultura, entonces realmente comienza la diversión — y se puede ver por qué muchas personas se opondrían a esta.

HF: No hay amigos para la antropología robot, entonces?

SG: Tengo algunos aliados y almas gemelas, y sigo volviendo a esta cita de Deleuze y Guattari en Mil mesetas en la música: “¡Por supuesto, como dice Messiaen, la música no es el privilegio de los seres humanos: el universo, el cosmos, está hecho de estribillos ... La cuestión es más de lo que no es musical en los seres humanos, y lo que ya es de naturaleza musical. Por otra parte, lo Messiaen descubierto en la música es la misma cosa que los etnólogos descubiertas en animales: Los seres humanos son apenas una ventaja, excepto en los medios de sobrecodificación, de hacer que los sistemas puntuales.” La música es uno de los muchos dominios que normalmente se ve como intrínsecamente social y, por tanto, exclusivamente humana, y la perspectiva antropocéntrica tiende a reducir todo a cómo funciona en el marco de la experiencia humana. Y en una nota al margen, es por eso que estoy tan emocionado por próximo libro de Ian Bogost "Fenomenología extranjero: O ¿Qué se siente al ser una cosa " — el título sólo lo dice todo, ¿No es así?

Y antes de empezar a pensar que me estoy imaginando algún tipo de fantasía basado en IA de la singularidad en la que los robots comienzan a reemplazar a todos nosotros los seres humanos sociales — Por lo tanto, la localización de la sociabilidad de la cultura robot en su capacidad para sustituir a los humanos — eso es sin duda el opuesto exacto de donde voy. Los robots pueden decir que tienen su propia cultura, precisamente porque no es necesario para copiar nuestros sociologismos con el fin de ser social, aunque lo que hacen en su propio ámbito de lo social no puede asignar fácilmente a las cosas que hacemos en nuestro ámbito social. Esto es probablemente lo que más me fascina de este proyecto. Y es precisamente por esta razón que debemos absolutamente resistir la tentación de hacer analogías baratas entre las cosas que suceden en la cultura del robot y la cultura humana, como diciendo que los protocolos son normas robot sólo.

Imagen destacada por título. Creative Commons Attribution Share-Alike NoComercial en Flickr.

Etiquetas: , ,

16 Las respuestas a las “La etnografía de los robots”

  1. Enero 16, 2012 en 8:06 pm #

    En ¿Qué quiere Tecnología (2010), Kevin Kelly sostiene que la tecnología es el séptimo reino de la vida en la tierra. Es una fuerza viva de su propia, con sus propias necesidades y tendencias. Si usted puede comprar que (que tal vez la mayoría de los antropólogos no lo hacen), entonces ¿por qué no hacer la etnografía de la tecnología? Me pregunto más sobre la metodología y la logística. Una cuenta emic de los robots implica que seríamos capaces de comprender e interpretar su punto de vista. Sin entrar en la cabeza de la gente que estudiamos, aún podemos encontrar utilidad en la comparación de lo que dicen con lo que hacen, así como la comprensión de lo que esperan y soñamos para, en el contexto de su realidad cotidiana. Aún, sólo podemos comprender los robots desde nuestro punto de vista humano, con el conocimiento de la forma en que se construyen y cuáles son las prácticas que imbuidos en ellos. ¿Cómo se puede desmenuzar sus intenciones y conciencia cuando los programados en el primer lugar? ¿Cómo podemos ser pragmáticos sobre este- ¿cómo nos tomamos la vida fuera de la cultura?

  2. Enero 17, 2012 en 12:32 pm #

    Creo que Stuart Geiger va por un camino muy fructífero aquí, aunque no estoy en lo más mínimo sorprendido de que él está haciendo push-back de sus pares. Hago [práctica, y teorizar] etnografía lugar de trabajo, de modo específico en torno a la adopción de tecnologías informáticas y de cómo los usuarios humanos se relacionan con ellos. No hay escasez de los estudios sociológicos de la humana / híbridos no humanos desde una perspectiva etic (tales como la Teoría del actor-red y su descendencia) y todos nos hemos acostumbrado a la lectura de relatos de 'la cultura material’ en la que en primera persona se acompañan de reflexión y análisis sobre cómo individuo posiciones de sujeto se crean y cómo las identidades son de forma. Personalmente, por lo tanto, Creo que podemos, y debe tratar de crear cuentas emic de los robots y no humanos, y los grupos sociales que crean juntos.

  3. Enero 18, 2012 en 11:31 pm #

    Hmm, Creo que me quedo en el lado de “robots no tienen la cultura,” pero estoy abierto a la persuasión. En todo caso, podría ser una interesante exploración de lo que es o no es la cultura + subir material que se pasa por alto en los análisis de las interacciones con y / o entre las tecnologías.

    Me pregunto lo que las definiciones de “cultura” y “robot” un proyecto como éste comienza a partir de.

Trackbacks / Pingbacks

  1. Poner a la gente primero » La etnografía de los robots - Enero 25, 2012

    […] Leer entrevista Deja un comentario […]

  2. La etnografía de los robots | Cuestiones Etnografía – internethuman.signalfocus.org - Enero 31, 2012

    […] Gabriel Harp La etnografía de los robots | Cuestiones Etnografía […]

  3. Los robots y la ANT | m. howard thomas - Febrero 6, 2012

    […] curioso artículo me animó a volver a Latour y su teoría actante-red. Aunque yo prefiero la más cognitiva […]

  4. Una nave a la deriva | booktwo.org - Febrero 9, 2012

    […] top treinta editores de Wikipedia son los robots. El conocimiento y la literatura están codificados espacios demasiado. Stuart Geiger pone esta sucinta: “una etnografía no vitalista: una cuenta de una cultura carente de vida. Al igual que con Latour y […]

  5. porque tan pronto como empezamos [fijando] para usted - Riendo Meme - Marzo 20, 2012

    […] Ver también, la etnografía de los robots. […]

  6. Robots como una raza de las especies | Reemplazar el miedo a lo desconocido con la curiosidad - Mayo 20, 2012

    […] – Stuart Geiger en Etnografía Matters […]

  7. La etnografía de los robots: entrevista en Materia Etnografía | R. Stuart Geiger - Agosto 14, 2012

    […] fue una entrevista que hice con la maravillosa Heather Ford, originalmente publicado en Asuntos Etnografía (un blog de grupo muy cool) camino de regreso en enero. No sé por qué no lo hice […]

  8. La etnografía de ROBOTS | concerturbain - Septiembre 8, 2012

    […] Valorar este nos ethnographymatters.net :Comparte este:TwitterFacebookEmailPrintJ'aime ceci:Me aimeSoyez el primero en recibir […]

  9. ¿Por qué importa la etnografía para mí: Reflexiones sobre nuestra 1 aniversario | Cuestiones Etnografía - Noviembre 13, 2012

    […] seminario sobre la confianza es muy útil para mi propia investigación sobre la confianza en línea. Su entrevista con Stuart Geiger en la etnografía de los robots realmente empujó a mí pensar en la etnografía en un contexto diferente, mientras que, y hasta ahora […]

  10. Agosto 2013: Las etnografías de Objetos | Cuestiones Etnografía - Agosto 5, 2013

    […] Como hemos visto en algunas de las discusiones anteriores de los robots de Asuntos Etnografía, aunque, dar este paso puede ser controvertida. […]

  11. Alrededor de un bot: Materialidad, multiplicidad, y la memoria en el estudio de agentes de software | Cuestiones Etnografía - Agosto 13, 2013

    […] La siguiente entrada para nuestros etnografías de edición Objetos es una de las personas que lo inspiraron cuando habló de una "etnografía de los robots’ de EM del año pasado. Stuart Geiger (@ Staeiou) es un estudiante de doctorado en la Escuela de Información de la Universidad de Berkeley y largo […]

  12. Materialidad, multiplicidad, y la memoria en el estudio de agentes de software | norismo - Agosto 26, 2013

    […] La siguiente entrada para nuestros etnografías de edición Objetos es una de las personas que lo inspiraron cuando habló de una "etnografía de los robots 'para EM año pasado. Stuart Geiger (@ Staeiou) es un estudiante de doctorado en la Escuela de Información de la Universidad de Berkeley y de largo tiempo […]

  13. Etnografía Robot | nathanjohnthompson - Junio 7, 2014

    […] “Más bien, el punto de la antropología es típicamente para localizar a las personas que son típicamente extraño … […]

Deja un comentario para Rachelle Annecchino